Tres:Ene/Feb/Mar

Hoy es 3 de Abril y subo tres retratos tomados en los tres meses anteriores: Enero, Febrero, Marzo.

Uy,

La verdad, en lo que respecta a “vivir la vida”, prefiero ser una malaprendida, una persona que no sepa que es lo correcto para decir y hacer, y cuándo y dónde. Una completa sinvergüenza.
No quiero modales.
No quiero volverme cartón pintado.

Un mal sueño

Metafóricamente sería algo así:

Sos como un nene, chiquito, nuestros padres son amigos. Se juntan a cenar, nos ponen juntos en la mesa de al lado, the kid´s table. Nos sentimos solos, en nuestros mundos y nos unimos. Jugamos un rato, te hago reír, parecés tímido, pero no… no lo sos, solo sos de esas personas que les hace falta un ratito para tomar acelero en las palabras, ritmo mejor dicho. Jugando, podés ser malo, tirarme del pelo, empujarme corriendo, pero no me importa, algo me da confianza y perdono, sigo riendo, me divierto aunque no sea del todo bueno.

De repente, más padres llegan con sus niños y la mesa de los chicos se acumula. Más caras, más sonrisas, nuevas personitas, las ves, te llaman la atención. Yo, niña desenvuelta en las palabras, hago trato y te introduzco, te ayudo a que tomes de vuelta ritmo y cuando lo hacés….pum… ya no soy necesitada. Jugás con los nuevos niños, que puede que sí, que se desenvuelvan más naturalmente que yo, que no necesiten tanto de las palabras y que sean más “copados” con simplemente actos. Yo sonrío, no puedo dejar de sonreír, al fin y al cabo, lo que te haga feliz, de alguna manera también me hace feliz: por más aparte que quede.


Finalmente, uno de los niños se duerme, otros dos van a ver la tele, alguno se va temprano con sus padres y otra vez, en la mesa, vos y yo. Me mirás, te acordás que estaba ahí y vuelvo a no parecer tan mala opción. Quiero mostrarme ofendida, pero me decís que me querés y yo te creo, porque sé que no sabés mentir.
Solo sos un niño, pequeño, que no sabe manejar sus impulsos. Un niño pequeño en un mundo lleno de gente. Un lindo pendejo egoísta. Y yo una regordeta pendeja esperando que le digan todo lo que quiere escuchar, siendo un te quiero, uno de los items más importantes de la lista.