Se dibuja.

Anuncios
de Lucia Alegre Publicado en Dibujo

Humo rosa.

Empiezo pensando que quisiera poder confirmar que esta vez no me voy a meter la palabras bien por el orto. Pero no puedo asegurarlo. Sigo por querer creer que el algún lado terminé encontrando el racimo de fuerza que hacían falta para asegurarme de mí misma. Pero eso no lo sé. Termino por respirar profundo y repetirme que estas cosas se hacen un día a la vez, caminando despacito y mirando hacia el cielo. Pero esperar me aburre.

Entonces, lo que hago, es vivir este verano como los demás: con expectativas secretas, con muchas miradas hacia el pasado (No paro de escuchar el disco Loaded que conocí en la misma fecha hace varios varios veranos atrás) y con mucha pregunta hacia el futuro.
Y haciendo absolutamente nada para acercarme hacia él. Del futuro hablo. Estoy en un momentito pequeño, dónde hacer nada fuera de la rutina, es lo más sano que puedo elegir.

Aparentemente mi mantra de vida debería ser Distracción y Límite. ¿Eso puede considerarse un oximoron?

 

El vals del hombre sincero

El mate se le enfría, María Pía.
¿Pero qué hace en el balcón, mirando el hormigón?
¿Como idiota hipnotizada por la ciudad y la nada?
Somos dos almas solitarias en una mañana hedonista y activista.
Anoche nos amamos, del mundo nos escapamos, pero esta mañana ya le exhijo, que nada hablar de hijos.
A la vida real hemos vuelto, aunque sus entrañas haya revuelto.
A trabajar usted a su oficina. Yo me voy en busca de otra mina.
Pues este es mi trabajo: de macho purulento,
aunque le haya hecho pensar que algo por usted siento.
Con este sol y viento, poco me queda de tiempo:
para encontrar en la ciudad, una que esté buena de verdad
Aunque su intensa mediocridad sea copada
(porque por fea no le dice “no” a nada)
Tengo solo treintantantos y treintantantos más me quedan
para darle más de esto a todas las que quieran.
Porque de este cruel e insensible mundo, debo irme
sin que me quede nada de nada de necesidad de reproducirme.
No sea fría, María Pía y no se ofenda con esta ofrenda:
Que queda mucho macho altanero, pero poco hombre sincero.

Lista de super.

(Uno) Si se alejan las ideas es porque no deseo tener nada en la cabeza más que la obligación a la que no logro acercarme- ni un poco-.

(Dos) La tendencia a mirar las tetas no siempre es adjudicable a que algo bueno está ocurriendo por ahí. A veces es solo la trama de tu remera… otras es porque ese corpiño que te compraste miente mejor que vos.

(Tres) Necesito:

a. Eliminar la costumbre a cancelar el futuro imaginándolo.

b. Dejar de creer que sé todo lo que va a venir.

c. Para de tirar frases que sí, son verdades, pero solo nos hacen dar cuenta lo normal y parecidas que resultamos todas: por más especial que le hayas dicho a tu madre que eras.