Dancing burger

Y durante la semana escucho música que me da ganas de bailar y es martes (estoy quemada), pero por esas cosas de “relax postparcial” si alguien me dice bailemos, yo digo dónde. El fin de semana Mariano me putea por falta de fiesta en mi alma. Cómo me putea todos los viernes por mi falta de copez y alegar cansancio laboral.
Hoy en día tengo que aceptar que soy de las que se ortivan y se van. La que pinta cara de orto, la que piensa si se larga a llover lo tremendamente complicado que va a ser volver a casa. Me hamburguesé porque la fiesta de la soltería solo me duró seis meses.
O será capaz…  (hola lado positivo, yo sabía que en algún lado estabas) ¿que mi timming es extraño y a mí el baile me pinta en subtes y colas de banco, los martes o los miércoles y no los fines de semana cómo es requerido que queramos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s