Cuál Juana Molina

A veces sentirse rara se vuelve un sinónimo de sentirse bien. Cuando se está rara, no se está mal, solo se está vibrando entre varios estados distintos. Estados que… pueden no tener coherencia entre sí, pero al mismo tiempo saber albergarse juntos, al ladito, tomados de la mano, mirando el mismo horizonte, con el mismo atardecer. Hace un tiempo que dejé de tener miedo, hace un tiempo que decidí borrar a la incertidumbre de la lista de invitados en mi continua (y atestada) fiesta de pensamientos.
Es como cuando llegué a Buenos Aires hace seis años y en el mar de autos, malos humores, apuros y velocidad en la palabra me di cuenta que mi armonía es nerviosa, fluctuante y contradictoria.
Dos posibilidades: no tengo ni idea lo que es la armonía o todo se encuentra en tal estado de cambio que armonía hoy en día puede ser no dejar de moverse, negarse a irse a dormir y jamás, jamás, dejar de tratar de ganarle al destino tratando de adivinar lo que él tiene pensado para todos nosotros.

Anuncios

Un comentario el “Cuál Juana Molina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s