Así funciona…

Primero, usted debería saber que aquí no hay mecanismos de relojería, solo un pequeño sistema que funciona a base de acción y reacción, pero en sentidos inversos.
A menos acción, más reacción, a más acción, menos reacción: es sabido que los sentimientos agradables adormecen toda necesidad de avance o disconformismo con respecto a los desperfectos.
Segundo, este sistema falla. Continuamente. Tiene días increíbles donde todo lo propuesto es cumplido, donde cada orden se acata y se lleva a cabos con creces en las espectativas. Pero hay días, semanas, meses completos de inactividad, de bajo rendimiento y espectativas en negativo.
Tercero, no es posible culpar al pobre sistema, el pobre sistema no tiene la culpa de nada, es solo que este querido sistema tiene el pequeño problema de absorber la energía de la que se rodea y muchas veces, por ser un sistema funcional, basado en la acción y reacción y no un sistema racional, basado en interesantes cadenas de pensamientos, tiende a no elegir las mejores energías y se encuentra casi por instinto rodeado de energías que solo son dañinas y que atrasan su funcionamiento y evolución.

Señoras y señores, aseguramos estar en arduo trabajo en la búsqueda de la solución de las fallas del pequeño sistema de acción y reacción. Mientras tanto, sea dulce con él, dele cariño y dulzura: Estudios muestran que reacciona muy bien a estos estímulos.


Anuncios

Un comentario el “Así funciona…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s