(man)

Por los errores de cálculo, por las yemas quemadas, la falta de desición y el odio desmedido a saber que otra vez faltan cinco nefastos días:
Te diría que a veces quisiera volver todo a la normalidad.
Linda, bella, preciosa normalidad.
En palermo, almagro, caballito o colegiales. Toda tu rara normalidad, y toda mi sensación de seguridad.

Eras mi mantita azul.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s