“Sugar”

Como una princesita de caramelo, pegoteando las preguntas, embarrando más el chicle en los cabellos, tanto tanto, que el pegote llega el cerebro. El corazón se le satura de dulzura, y no libera nada de azúcar, solo a la sangre, solo a los ojitos que van como gomitas cambiando de color. Tiene rabietas si en lo dulce confunden algo salado, y tiene esperanza de que su piel llegue a tener sabor a frutilla, y que su perfume sea chocolate. Y más más más que todo, tiene deseo de ser devorada por algún príncipe. Alguno que huela sus cabellos de chocolate, bese sus labios acerezados, le saque la envoltura dorada y brillosa para comerla bocado a lamida, lamida a bocado, sus gustos, sus mieles, sus cremas, merengues, y dulces de leches, hasta dejarle solo el palito de plástico y el premio que trae adentro; un papelito que dice “vale otra”.

Anuncios
de Lucia Alegre Publicado en Palabra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s